loader image

La última fiebre del ladrillo se llama ‘build to rent’: 2.000 M invertidos en pisos en alquiler

  • test :

Diciembre de 2017. Axa Real Assets desembolsa 170 millones de euros por un ‘portfolio’ residencial propiedad de Goldman Sachs y B Capital. Una cartera formada por 28 edificios con un total de 850 viviendas destinadas al alquiler y ubicadas en Madrid y Barcelona.

Aquella operación marcó el comienzo de una nueva fiebre inmobiliaria que ha cogido carrerilla durante 2019 y que, tal y como anticipan los expertos, se intensificará durante 2020. Una fiebre que tiene como protagonista el mercado residencial del alquiler, un mercado que podría alcanzar los 2.000 millones de euros de inversión directa este año, por encima de las cifras previstas para el ‘retail’ -1.250 millones- y el logístico -1.700 millones-, y cerca de las previsiones para el sector hotelero -2.500 millones-.

Según las estimaciones de Savills Aguirre Newman, esos 2.000 millones supondrán duplicar las cifras de 2018 -casi 900 millones de euros-, eso sí, si excluimos las operaciones corporativas como la compra de Testa por parte de Blackstone -1.850 millones- o la creación de un nuevo vehículo entre CBRE GI, Madison y Azora -750 millones- con el objetivo de comprar 10.000 viviendas para destinarlas al alquiler. Además, se permitirá multiplicar por cinco el volumen total invertido en 2017, cuando apenas se superaron los 400 millones de inversión directa en este sector.

Leer nota completa